El Simbolismo.

"La pintura, no la cosa, sino el efecto que produce".

Stéphane Mallarmé.



El objetivo de los simbolistas es privilegiar la expresión de los estados de ánimo, plantear la dimensión de lo psíquico. El simbolismo es un arte esotérico, de lo invisible, lo misterioso, lo oculto. El simbolismo no es un movimiento homogéneo.


¿Qué caracteriza al simbolismo?

Al igual que el neoclasicismo o el romanticismo, el simbolismo es un movimiento europeo multidisciplinar, que puede encontrarse tanto en la literatura como en el arte ... El simbolismo propone explorar lo invisible del mundo, no sin cierto misticismo, y da prioridad a la idea y a la subjetividad.


¿Cuáles son los temas del simbolismo?

Renovación del lenguaje poético: los poetas simbolistas favorecen el verso libre. Los temas favoritos de los escritores simbolistas son la muerte, el crepúsculo, los sueños, la vaguedad, los paisajes que reflejan estados de ánimo, el esoterismo, la mitología, el misterio, etc.


¿Cuáles son los orígenes del simbolismo?

La definición y los límites cronológicos del movimiento simbolista varían según los autores. Se considera generalmente que el simbolismo se refiere a una parte de la producción artística franco-belga y luego europea entre 1880 y 1914, con un primer manifiesto en 1886, y cuyo apogeo se sitúa en la década de 1890.



¿Quiénes son los autores del simbolismo?

- Albert Samain. 1858 - 1900. Albert Samain fue un poeta simbolista francés.

- Arthur Rimbaud. 1854 - 1891. ...

- Auguste de Villiers de L'Isle-Adam. 1838 - 1889. ...

- Catulle Mendès. 1841 - 1909. ...

- Charles Baudelaire. 1821 - 1867. ...

- Charles Gill. 1871 - 1918. ...

- Charles Morice. 1860 - 1919. ...

- Charles Van Lerberghe. 1861 - 1907.


¿Por qué el simbolismo se opone al naturalismo?

El simbolismo es tanto una reacción contra el Parnaso como su continuación. Pretendía marcar una ruptura con el materialismo cientifista, cuya forma literaria triunfante en el siglo XIX era el naturalismo.

Los pintores se inspiraron en novelas y poesías contemporáneas y pasadas (Dante). La mitología antigua, germánica, celta y escandinava, las leyendas, los mitos, los cuentos de hadas y la Biblia alimentaban sus sueños. Los simbolistas magnifican, con una sensibilidad cercana a la piel, todo lo que se oculta tras las apariencias: el antagonismo del vicio y la virtud, el sadismo y la lujuria, la neurosis, la proyección de los sueños, lo fantástico, lo imaginario, lo extraño, la magia, el esoterismo, el más allá, el misticismo, la soledad y la muerte.

El símbolo sugiere una idea profunda y personal por analogía y sumerge al espectador en lo desconocido. Las mujeres fascinan a los pintores. Pura, hierática, virtuosa e idealizada para algunos, belleza fatal que lleva al hombre a la muerte para otros, a menudo encarnada en los personajes legendarios de Salomé, Helena y la Esfinge. Las flores simbolizan el bien y el mal, los animales se metamorfosean y el paisaje conduce al espectador a tierras sobrenaturales.

Los pintores buscan una armonía estética que se adapte a su simbolismo. Muchos de ellos combinan la precisión del dibujo con el borrado de la pincelada. El cuadro también se enriquece con la aleatoriedad de las manchas de color, las formas borrosas y parpadeantes, la sensualidad de los tonos y la materia pictórica.

Source : arts.savoir.fr

Photo : wikimedia commons

Peintre : Pierre Puvis de Chavannes (1824-1898)




6 vues0 commentaire