Gustave Caillebotte Impresionista 1848-1894.



Tras iniciarse bajo los auspicios del muy académico Léon Bonnat, Gustave Caillebotte parece haber quedado impactado por la primera exposición del grupo impresionista en 1874. Dos años más tarde, participa en la segunda exposición del grupo con ocho cuadros, entre los que destaca Los rascadores del suelo.


La modernidad de Caillebotte se manifiesta más en la elección de temas tomados de la vida contemporánea en París, en Yerres y en el Petit Gennevilliers que en su técnica. Bulevares parisinos vistos desde un balcón, retratos íntimos, paisajes de los alrededores de París, naturalezas muertas sometidas a la dinámica del centrado audaz y de los puntos de vista inesperados que dan cuenta de la originalidad de este artista.


Caillebotte es recordado sobre todo por su donación, mediante el legado muy publicitado en 1894, de una magnífica colección de obras de impresionistas, cuarenta de las cuales se destinaron a colecciones públicas y se encuentran en el museo de Orsay.




El centenario de su muerte es, pues, la ocasión de presentar su obra poco conocida a través de una selección de 89 cuadros y 28 dibujos y, en particular, de sus grandes cuadros que recuerdan el París moderno: Rue de Paris: Tiempo de lluvia de 1877 y el Puente de Europa de 1876.


Fuente: Museo de Orsay.

Foto: Larousse

Aparence

4 vues0 commentaire